Queríamos disfrutar de un ambiente más saludable y limpio…

Normal
0

false
false
false

EN-US
X-NONE
X-NONE

MicrosoftInternetExplorer4

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Table Normal”;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-qformat:yes;
mso-style-parent:””;
mso-padding-alt:0in 5.4pt 0in 5.4pt;
mso-para-margin-top:0in;
mso-para-margin-right:0in;
mso-para-margin-bottom:10.0pt;
mso-para-margin-left:0in;
line-height:115%;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:11.0pt;
font-family:”Calibri”,”sans-serif”;
mso-ascii-font-family:Calibri;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-hansi-font-family:Calibri;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;}

Nos mudamos al Valle Central porque queríamos estar en el campo, lejos del caos de la ciudad de Los Ángeles donde vivíamos.  Queríamos disfrutar de un ambiente más saludable y limpio.  Pensábamos que para nuestros niños sería mejor desde un punto de vista social y ambiental.Nos mudamos a Alpaugh en el 84 pero en el 89 nos enteramos de que una compañía había propuesto construir un incinerador de residuos tóxicos en la ciudad…

Previous post:

Next post: