Círculos de mi persona

Duración: 40 a 50 minutos.

Justificación: Esta actividad ayuda a los estudiantes a rechazar los estereotipos que tienen sobre sí mismos. Lo anterior puede también ayudarles a comprender los estereotipos experimentados por las mujeres que participan en el movimiento por la justicia ambiental y a imaginar cómo tales estereotipos afectan el activismo que ellas realizan. Debido al carácter personal de esta actividad, es mejor hacerla en grupos con un máximo de 20 personas.

Materiales

Consejos: La clave de esta actividad radica en el proceso de explorar la propia identidad y los estereotipos asociados con ella, para luego cuestionarlos con la ayuda de las historias que otros cuenten y de cómo ellos cuestionan sus propios estereotipos. Anime a los participantes a pensar en los estereotipos que tienen sobre otras personas y a hacer un esfuerzo conciente para pensar en dicho estereotipos con más detenimiento y eliminarlos con el tiempo.

Al igual que con otras actividades, esta puede resultar particularmente eficaz si usted participa en ella al mismo tiempo que la facilita. Es más probable que los participantes se sientan en confianza para compartir sus propias experiencias si usted está anuente a compartir las suyas.

Es vital permitir los silencios, especialmente durante la parte final de la actividad cuando los participantes estén compartiendo sus estereotipos. Al principio la gente dudará en compartir sus historias, pero una vez que se animen a participar, la actividad adquiere mucha energía. Reserve tiempo antes de concluir la actividad para que los participantes conversen sobre los estereotipos que hayan compartido.

Instrucciones
Parte 1

  1. Entregue un manual de “Círculos de mi Persona” a cada estudiante. Pida a los estudiantes que se formen en parejas con alguien a quien no conocen bien. Pídales que se presenten y luego siga los pasos a continuación (que aparecen también en el manual que les entregó). Dé instrucciones para los pasos 2, 3 y 4 al mismo tiempo. Conceda a los participantes de 8 a 10 minutos para que finalicen los tres pasos anteriores, pero dos minutos antes de terminar, recuérdeles que deben completar la oración sobre el estereotipo.
  2. Pida a los participantes que escriban su nombre en el círculo central. A continuación, los participantes deberán llenar cada uno de los círculos concéntricos con dimensiones de su identidad que consideren entre las más importantes para definirse a sí mismos. Ofrézcales algunos ejemplos de dimensiones que puedan colocarse en los círculos concéntricos: mujer, atleta, judío/a, hermano, educador, latino, clase media, etc.
  3. Pida a cada pareja de participantes que compartan dos historias entre ellos. Primero deben compartir una historia sobre alguna ocasión en la que se sintieron particularmente orgullosos de estar asociados con una de las dimensiones de su identidad que escribieron en el manual. Pídales que luego compartan una historia sobre alguna ocasión en la que les resultó particularmente doloroso estar asociados con alguna de las identidades que escogieron.
  4. A continuación, los participantes deberán compartir un estereotipo que hayan escuchado sobre una de las dimensiones de su identidad y que no los describa acertadamente. Pídales que llenen los espacios en blanco que aparecen en la parte inferior del manual para completar la oración. “Yo soy (un/una)_______________ pero NO soy (un/una)_____________. Ofrezca un ejemplo, como: “Soy árabe pero no soy un terrorista”. Sondee las reacciones del grupo ante las historias de los demás. Pregunte si hay alguien que haya escuchado una historia que quiera compartir con el grupo. (Asegúrese de que la persona que contó la historia originalmente esté de acuerdo con que esta se comparta con el resto del grupo).
  5. Indique a los participantes que el próximo paso consistirá en que las personas se pongan de pie y lean lo que hayan escrito sobre los estereotipos. Usted podrá decidir si llama a los participantes en algún orden particular o al azar para que lean lo que escribieron. Asegúrese de que durante este paso los participantes sean respetuosos y de que escuchen con atención, ya que al participar, los estudiantes se colocan en una posición vulnerable. Comience por leer lo que usted escribió. Esta parte de la actividad puede ser muy poderosa si usted logra infundirle energía a su presentación. Podrían transcurrir algunos minutos antes de que los participantes se animen a compartir sus experiencias, por lo tanto, permita que haya momentos de silencio.
  6. Después de que todos hayan compartido sus estereotipos sobre sí mismos, anuncie que cualquier persona que lo desee puede compartir otro con los demás. Ofrézcase de ejemplo y comparta usted otro de sus propios estereotipos.
  7. Se pueden formular muchas preguntas para procesar esta actividad:
    1. ¿Cómo difieren las dimensiones que usted consideró importantes para definir su propia identidad de aquellas que otras personas utilizan para juzgarlo?
    2. ¿Escuchó a alguien cuestionar algún estereotipo en el que usted alguna vez creyó? Si fuera así, ¿cuál fue?
    3. ¿Cómo se sintió al ser capaz de ponerse de pie y cuestionar su estereotipo?
    4. Con frecuencia la gente ríe cuando alguien comparte un estereotipo típico, tal como “Soy árabe pero no soy terrorista”, o “Soy educador(a) pero tengo vida social”. Si esto ocurriera, diga algo como: “Escuché risas en varias ocasiones. ¿A qué se debió eso?”.
    5. ¿De dónde se originan los estereotipos?
    6. ¿Cómo podemos deshacernos de ellos?

Parte 2

  1. Divida a los estudiantes en grupos de tres a cinco personas y entregue a cada grupo una copia de una historia de justicia ambiental. Asegúrese de contar con distintas historias para distribuir entre los grupos, pero de ser necesario, varios grupos pueden compartir la misma historia. Pida a los estudiantes que primero lean las historias en silencio y luego discutan con el grupo las preguntas que siguen:
    1. ¿Cuáles “círculos” de identidad se reflejan en la mujer de la historia?
    2. ¿Cree usted que la mujer de esta historia es víctima de estereotipos? Si así fuera, ¿cómo responde esta mujer ante ellos?
    3. ¿Le parece que algún aspecto de su identidad tiene un mayor efecto sobre su activismo que otros? ¿De qué manera?
  2. Reúna de nuevo a toda la clase para compartir los temas más relevantes surgidos en las discusiones de grupo.

Adaptaciones

  • Anime a sus estudiantes a tomar en cuenta aquellos aspectos valiosos de su identidad ambiental en la Parte 1 del ejercicio. Por ejemplo, ¿se consideran ellos ambientalistas, naturalistas, vegetarianos, montañistas, defensores de los sistemas alimentarios sostenibles, activistas políticos…?

Fuente

  • La Parte 1 de esta herramienta de enseñanza se extrajo de la actividad “Círculos de Mi Persona Multicultural”, disponible enEdChange.org a través de Awarness Activities en el EdChange Multicultural Pavilion.